Suelo pélvico. Ese gran aliado

Publicado por: Amatriuska Portabebés y Crianza En: Batiburrillo En: Tuesday, January 3, 2017 Comentario: 0 Golpear: 602

Entrevista a Adriana Villanueva, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico

Ya sabéis que en Amatriuska como mujeres y madres que somos, sabemos lo importante que es la salud de nuestro suelo pélvico. Por unas circunstancias u otras, todas necesitamos una valoración y según eso, podremos saber y trabajar. No solo es salud para hoy, a largo plazo, es muy importante.

Siempre tenemos talleres contínuos para poder trabajar con una profesional, que nos enseñe a reforzar este tema. Es algo que queremos que esté presente en Amatriuska constantemente.

Qué mejor profesional para este tema, que una fisioterapeuta especializada en el suelo pélvico: Adriana Villanueva, directora del CENNER

Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico está formado por un conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la parte baja del abdomen, y se encargan de mantener en su lugar los órganos pélvicos. A lo largo de la vida el suelo pélvico se ve sometido a presiones cotidianas que pueden llegar a lesionarlo, como puede ser la tos, el estornudo, determinados deportes, el embarazo, el parto..

Por qué es tan importante para la mujer?

Al igual que otros músculos, los que conforman el suelo pélvico deben estar preparados para soportar fuerzas y presiones del día a día. El suelo pélvico se asocia a la mujer directamente, sin embargo es importante , aunque pueda parecer evidente, recalcar que ¡tanto hombres como mujeres lo tenemos!

Bien es verdad que las mujeres tenemos más papeletas para sufrir un daño en esta zona a lo largo de nuestra vida ya que el embarazo y el parto son procesos en los que la presión sobre esa zona va a ser muy grande.

Es por ello que habrá que preparar esta zona, al igual que nos preparamos para una carrera, para evitar en la medida de lo posible futuras lesiones.

Por qué  últimamente se habla tanto de él?

Afortunadamente hoy en día todas la mujeres hemos oído al menos mencionar el suelo pélvico. Bien es verdad que aunque hayamos oído el término, no sabemos muy bien a qué nos estamos refiriendo. Sin embargo, se está dando más y más importancia desde las consultas del ginecólogo y en las preparaciones al parto a esta zona, ya que se ve el beneficio que conlleva el preparar la musculatura para evitar lesiones.

La conciencia corporal en la actualidad es mayor que hace unos años, además de que ciertas zonas han dejado de ser un tabú en la sociedad.

Cómo podemos saber qué ejercicios necesitamos?

El ejercicio o terapia necesaria para cada persona va a depender en función del estado de su suelo pélvico. No hace falta haber dado a luz para poder tener ciertos problemas en esta zona.

El mejor ejercicio va a ser el dirigido. No es lo mismo tener sintomatología como puede ser la pérdida de orina, que el querer mantener un buen estado de la musculatura.

Para mejorar el suelo pélvico, habrá que ejercitarlo. No es cuestión de “hacerlo más fuerte” , sino de mejorar su calidad.

A la hora de practicar un deporte deberemos saber elegir también el más adecuado, o más bien saber cuales son los los que menos nos convienen.

Qué beneficios tiene hacer el taller?

En el taller aprenderemos en primer lugar, qué vamos a trabajar y qué tenemos allí abajo. Realizaremos un entrenamiento dirigido de la musculatura de la zona pélvica, aprendiendo en primer lugar a contraer y distinguir la contracción de los músculos que conforman el suelo pélvico y de otros que ayudan a los anteriores.

Utilizaremos distintos métodos para activar la zona perineal y abdominal.

A quién va dirigido?

Va dirigido a hombres y mujeres de cualquier edad que quieran mejorar el estado de su suelo pélvico.

Para aquellas personas que presenten alguna síntoma o problema o quieran saber cómo está su suelo pélvico, se les podrá realizar una valoración previa a la actividad.

Qué vas a enseñar a las mujeres que vengan?

Todas las herramientas y ejercicios que utilicemos en el taller podrán realizarse en casa siempre que se quiera, de manera que todo el que acuda al taller aprenderá a mejorar su suelo pélvico y podrá continuar en casa siempre que lo desee.

Ponerse en manos de un profesional especializado en suelo pélvico en caso de

tener una patología, evitar ejercicios de impacto hiperpresivos tras el parto, no ser

sedentario y no conformarse porque creamos que “sea normal” (“es normal hacerse pis

después del parto”, NO es normal, es frecuente y se puede trabajar)

comentarios

Deje su comentario

Volver arriba