Mitos de la contramarcha V El arnés de cara a la marcha es más seguro

Publicado por: Amatriuska Portabebés y Crianza En: Batiburrillo En: Friday, March 23, 2018 Comentario: 0 Golpear: 354

Con este mito no me salen las bromas. Y no es para menos. Todos los peques de menos de cuatro años que van en dirección de la marcha, llevan puesto un arnés. Y a pesar de creer que van seguros, es todo lo contrario. 

Este es, sin duda, el mito más convertido en verdad por el mercado y más peligroso de todos. Y el que tiene nombres y apellidos, niños fallecidos por culpa de este sistema que sigue comercializándose sin saltar la voz de alarma. 

Un arnés en el cuerpo del bebé, hace taaaaan bien su función de sujetar y retener, que el cuerpo del bebé se mantiene en su sitio en un impacto. Pero la cabeza no. 

Y es que, la cabeza de un bebé, pesa mucho más si comparas la proporción de lo que pesa tu propia cabeza. ¿Te has fijado como se desestabilizan si algo les empuja o si tropiezan? Su cuerpo todavía no está formado del todo. Además, sus vértebras cervicales no están totalmente osificadas y su musculatura es débil, por lo que no soportaría un impacto en el que para ti, quedaría en una lesión. 

¿Alguna vez te has pegado un golpe con el coche? ¿Te acuerdas de lo que estuvo doliéndote el cuello durante un montón de tiempo? 

Pues imagínate un peque de dos años. 

A 60 km/ hora, golpe frontal con arnés, podría ocurrir una decapitación interna. Y eso no tiene solución lamentablemente. 

Si el bebé viaja a contramarcha, en un impacto frontal su cuerpo es empujado contra la silla y luego, el rebote, lo retiene el arnés. En este caso, en un golpe muy fuerte, la lesión no sería mortal. 

En un impacto fronto lateral o lateral, el cuerpo hace un movimiento similar primero hacía un lado y después vuelve hacia adelante, por lo que el cuello sigue sufriendo gran carga. 

En un impacto por alcance, el arnés protege la vida. Porque nunca será tan fuerte porque sólo uno de los dos coches va en marcha y en la inmensa mayoría de los casos, a mucha menos velocidad. 

Si vas a llevar a tu peque en dirección de la marcha, por favor, que sea lo más tarde posible, después de los cuatro años y con un cinturón de seguridad en una silla adecuada. 

En definitiva, un arnés de 5 puntos es el sistema de anclaje más seguro en una silla de coche a contramarcha bien instalada. En dirección de la marcha, en una silla 2-3 después de los cuatro años es más seguro el cinturón de seguridad bien colocado. 

Ven a vernos hoy a la feria, te lo contaremos todo sobre la contramarcha. Y Jesús Rodríguez de Seguridad Vial en Familia hablará largo y tendido sobre los sistemas de retención infantil. ¡Apúntate aquí!

comentarios

Deje su comentario

Volver arriba